Reproducción de obras de arte
al servicio de los artistas plásticos

Cada vez son más los artistas plásticos que se han decantado por la tecnología digital para hacer reproducciones de sus obras en vez de utilizar los métodos tradicionales de grabado. El proceso consiste en la fotografía de la obra original, el retoque digital para controlar colores, tonos, textura… y arreglar pequeñas imperfecciones, y la impresión de la obra en papel fine-art con la máxima calidad y el mejor color. Al ser impresión bajo demanda, no es necesario hacer muchas copias a la vez; se pueden ir haciendo una a una según las necesidades (ventas) que se tengan, con lo que se ahorra en costes y almacenamiento. No hace falta que hagamos nosotros la fotografía de la obra, nos la puedes traer para imprimir directamente (siempre que tenga una calidad adecuada).

 

Fotografía de la obra:
-Captura única: se realiza a máxima calidad, AdobeRGB, 16bits, TIFF y hasta 36mb de tamaño.
-Captura múltiple: realizada con apilamiento de capturas para dar lugar a un archivo de máximo detalle.

Impresión de la obra:
-Empleo de papeles fine-art para asemejar lo más posible a una obra tradicional. El papel que se utiliza suele ser de algodón, completamente mate, y en acabado texturado o liso.

A tener en cuenta:
-Las obras con colores especiales (dorados, plateados…)  no pueden ser reproducidas fielmente; tienen que ser retocadas aplicándoles el dorado… manualmente.